Quinceañeros

Quinceañeros

Celebrar la vida es un don de Dios. En todas las culturas y civilizaciones el paso de la niñez a la adolescencia, siempre es ocasión celebrativa, pues se considera a la mujer, bendecida y apta para el don de la procreación. En la antigüedad, era el día en que se celebraban los compromisos matrimoniales.

 

Se recomienda, que soliciten la entrevista con el sacerdote con un mes de anticipación y que recuerden que para los gastos de la celebración, ante la situación económica mundial y de la familia, no incurramos en derroche económico innecesario.

 

Además de llevar a cabo el siguiente procedimiento:

 

  • Reservar la intención de la Eucaristía.

  • Traer una ofrenda floral para la virgen.

  • Donativo Pro Seminario.